Alineador de faros, un dispositivo eficaz para la seguridad vial

Asegurar que los vehículos mantengan las condiciones mínimas de seguridad durante su vida útil es el objetivo central de la Revisión Técnica Obligatoria (RTO). En este control periódico del estado mecánico y de emisión de gases contaminantes de los vehículos, las luces figuran entre los aspectos a evaluarse. Básicamente, porque forman parte del grupo de elementos de seguridad activa con los que cuenta el vehículo.

Además, según establece el reporte de siniestralidad de los primeros ochos meses de 2021 que elaboró la Agencia Nacional de Seguridad Vial, en Argentina el 52 por ciento de los siniestros fatales sucedieron en la franja nocturna (de 19:01 a 7:00 hs.). Estos factores llevan a que el alineador de faros gane cada vez más protagonismo.

Su función principal pasa por comprobar la orientación y la intensidad de los grupos ópticos de un vehículo con el fin de asegurar que cumpla con una iluminación óptima en condiciones de baja visibilidad. En caso de que eso no suceda se convierte en un peligro latente porque la luz puede convertirse en un elemento que deslumbre y/o perturbe a otro conductor.

El desajuste hacia abajo de tan solo un grado disminuye la eficiencia luminosa del vehículo proyectado hacia la carretera y genera una fatiga visual en el conductor, mientras que un desarreglo de un grado hacia arriba multiplica exponencialmente la posibilidad de deslumbramiento al conductor que viene de frente.

Los faros pueden ser comprobados en su alineación con una guía trazada sobre la pared como se hacía antiguamente – que carece de precisión y confiabilidad – o bien mediante un equipo regloscopio, como se lo presenta en los talleres de Revisión Técnica y/o centros de reparación más modernos.

Control Vehicular Argentino desarrolla y comercializa un regloscopio electrónico equipado con cámara para un análisis completo de faros de cualquier tipo y de cualquier vehículo. El dispositivo cuenta con conexión RS232 o puerto USB para el traslado inequívoco del resultado medido a los registros de ensayos asociados al vehículo. Puede realizar mediciones de luces halógeno, faros xenón, bixenón y led.

Este desarrollo es por demás útil para talleres de VTV, talleres mecánicos, servicios de post venta en concesionarios, gomerías, concesionarios de autos usados y para control de flota de empresas. Otro dispositivo que CVA fabrica y recomienda para la iluminación vehicular es el luxómetro. Este dispositivo mide la potencia e intensidad de luz. Este análisis cuantitativo, este conocimiento objetivo de cuál es la distribución de la iluminación, lo convierte en un socio ideal para el regloscopio. Ambos son factores importantes para la seguridad vial, ya que en conjunto aseguran una iluminación óptima y así se disminuye la fatiga en la conducción nocturna.       

Luxómetro regloscopio

COMPARTÍ ESTA NOTA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Suscribite a nuestro Newsletter

newsletter cva

Estar al tanto de nuestras novedades puede hacer
crecer tu negocio.